Las Convenciones 138 (1973) y 182 (1999) dela Organización Internacionaldel Trabajo (OIT) definen como trabajadores infantiles a los menores de 12 años que realizan actividades remuneradas, a los de12 a14 años que efectúan trabajos más que livianos, y a todos los niños y niñas sometidos a las peores formas de trabajo infantil, por medio de las cuales se les esclaviza, se les recluta a la fuerza, se les prostituye, se les somete a la trata, se les obliga a cometer actividades ilegales o se les pone en peligro.

La Encuestade Actividades de Niños, Niñas y Adolescentes (EANNA), realizó en forma conjunta por el Ministerio de Trabajo y el INDEC, estadísticas que revelaron que 193.095 de niños de5 a13 años y 263.112 de 14 y 17 trabajan, aunque se estima que si se añade los que realizan tareas domésticas los resultados ascienden a 1.503.925.

“El trabajo infantil no es únicamente lo que uno ve en la ciudad, sino que el mayor porcentaje se desarrolla en el ámbito rural.

[http://www.conciencia.org/wordpress/?p=88] (13/06/2011)

En 1995, la cifra oficial conocida, sobre trabajo infantil fue la que relevó UNICEF, en la que se trabajó con una estimación mínima de chicos de entre 6 y 14 años, que trabajan. La cifra estimada pasó de 252 mil niños en1995 a482 mil niños en 2000, con una tasa de crecimiento del 91 por ciento en cinco años.

Según el Ministerio de trabajo dela Buenos Aires, el 13,8% de Niños y niñas de entre5 a13 años que trabajan recolectando cartón, papeles;  el 27, 9 % ayudo en oficinas, negocio o taller;  de los cuales el 7,6% son varones y 5,2% mujeres.

El INDEC da cuenta que en Argentina un 53% de personas que residen en los grandes conglomerados urbanos están por debajo de la línea de pobreza y muestran que en todo el territorio nacional los niños y niñas pertenecientes a hogares pobres constituyen el 72,3%. Las tasas de desocupación llegan al 21,5 %, las de subocupación demandante al 12,7% y las de subocupación no demandante al 5,9%. Los barrios carenciados – villas de emergencia- las casas tomadas y los inquilinatos constituyen una de las expresiones más extremas de la pobreza urbana. Sus habitantes son en su mayoría inmigrantes de zonas rurales, de pequeñas ciudades del interior del país o de otros de la región.

Bajo estas circunstancias los niños y niñas quedan en situación de mayor vulnerabilidad, expuestos a riesgos de abandono, migraciones forzadas, incorporación laboral temprana, afectando sus derechos.

Los padres se ven obligados a salir a buscar empleo para hacer frente a una situación económica crítica, muchos chicos se convierten en un sustituto de la empleada doméstica y asumen cada vez mayores responsabilidades en los quehaceres de la casa.
“Los trabajadores infantiles urbanos, se hallan mayoritariamente en el sector informal y constituyen un núcleo considerable de quienes realizan trabajos en forma dependiente o independiente en condiciones de gran precariedad, de riesgo y sin cobertura. Estas condiciones de vida dificultan el acceso a la educación y a la atención de salud adecuada. El Trabajo infantil urbano tiene como características más relevantes la informalidad e ilegalidad, y se desarrolla en los conglomerados urbanos”.

[http://www.trabajo.gov.ar/conaeti/que_es/urbano.htm](13/06/2011)

El trabajo infantil, en todas sus formas, vulnera los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Un niño que trabaja, en general, no asiste a la escuela o tiene bajo rendimiento, y puede tener dificultades de aprendizaje. También, al estar ocupado en otras tareas,  no disfruta de momentos de juego y recreación. Y puede sufrir problemas de salud a causa de una continua exposición a riesgos físicos. A nivel familiar, también se desdibujan o alteran los roles de los adultos y los chicos.  En definitiva, la vida laboral, suma responsabilidades no acordes a la edad y resta tiempo para “hacer cosas de chicos”.

Fuentes:

http://www.trabajo.gob.ar/left/estadisticas/otia/estadisticas; http://www.trabajo.gov.ar/conaeti/que_es/urbano.htm

  • UNICEF: datos en archivos PDF. Fuente: Primaria, ya que es un espacio digital institucional que producen los datos, estadísticas.  Fiabilidad: es alta, debido a la importancia del sitio