Gobierno Nacional: apoyan a las familias a través de programas sociales, otorgan asignaciones por hijo. Realizan propagandas a través de medios de comunicación y por medios oficiales (como el sitio web oficial del gobierno nacional). Desde 1994 se incluyóla Convención Internacional ala Constitución Nacional.

Gobierno Provincial: Desde lo discursivo dice preocuparse por los derechos de niños y niñas; pero en lo concreto no aplica estrategias integrales para erradicar las condiciones de pobreza y de explotación infantil.

Gobierno Municipal: La caracterización es similar a la del gobierno provincial: un discurso progresista (con un fuerte énfasis en la recuperación de los espacios públicos por apropiación de los niños); pero un mayor compromiso con las políticas represivas que con las de desarrollo social.

Los niños que trabajan y sus familias: Son los actores más golpeados por las políticas públicas instrumentadas por los gobiernos; o en algunos casos, perjudicados frente a la falta de una intervención integral. Los escasos recursos de muchas familias lleva a condiciones de subsistencia muy dificultosas.

Empleadores: Los segundos responsables de que esta situación no cambie. No plantean un discurso que modifique la situación sino que continúan dándoles trabajo a los niños cuando no deberían.

Medios de comunicación: (en nuestro caso El Día y Pelota de Trapo): Los medios de comunicación tienen una responsabilidad social importantísima. Como constructores y legitimadores de diversas formas de concebir el mundo, son responsables de abonar o combatir los sentidos que posibilitan la existencia de la explotación infantil.